37
Yulök Revista de Innovación Académica, ISSN 2215-5147, Vol. 6, N.º 2
Junio-Diciembre 2022, pp. 37-55
Petry, P., Herrera, R. y Salas, C. Modelo de evaluación para programas de fomento
del entorno emprendedor femenino.
Modelo de evaluación para programas de
fomento del entorno emprendedor femenino
Petra Petry
Universidad de Costa Rica, Escuela Administración de Negocios. San José, Costa Rica
petra.petry@ucr.ac.cr
https://orcid.org/0000-0003-1023-1876
Resumen
El emprendimiento es un importante motor de crecimiento económico, creación de empleo y de movilización social, razón
por la cual, se ha notado una creciente atención al fomento y desarrollo de programas para incentivar el emprendimiento
femenino, en los ámbitos políticos y económicos. A partir del análisis de las metodologías tradicionales de evaluación y se-
guimiento se constata que éstas, tradicionalmente, no consideran aspectos inherentes a las personas que participan en este tipo
de programas y su entorno. Para tales efectos se revisaron fuentes secundarias y fuentes primarias, recogiendo los principales
hallazgos de un estudio realizado en Costa Rica sobre tres programas enfocados en el fomento de emprendimientos femeni-
nos. En este contexto, esta investigación propone un modelo genérico de indicadores de gestión y resultados de siete dimen-
siones (gobernanza; eficacia y gestión; sostenibilidad; eficiencia; inclusión financiera; orientación al impacto; seguimiento
y evaluación). El modelo propuesto enfoca su aplicabilidad en la evaluación de los programas de apoyo a emprendimientos
liderados por mujeres. Los resultados obtenidos y la guía propuesta contribuyen a generar información relevante para la toma
de decisiones, especialmente en la formulación de la política pública y programas adecuados para este tipo de iniciativas y
estrato de la población.
Palabras clave: Emprendimiento femenino, evaluación de resultados, indicadores claves de desempeño.
Abstract
Entrepreneurship is an important engine of economic growth, job creation and social mobilization, therefore; there has been a
growing attention to the promotion and development of programs to encourage female entrepreneurship within political and
economic spheres. From the analysis of the traditional evaluation and follow-up methodologies, it is verified that these, tra-
ditionally, do not consider aspects inherent to participants in this type of programs and their environment. For such purposes,
secondary and primary sources were reviewed, collecting the main findings of a study carried out in Costa Rica on three pro-
grams focused on promoting female entrepreneurship. In this context, this article proposes a generic model of management
and results indicators of seven dimensions (governance, effectiveness and management, sustainability, efficiency, financial
inclusion, impact orientation, monitoring and evaluation). The proposed model focuses its applicability on the evaluation of
support programs for women-led enterprises. The results obtained and the proposed guide contribute to generating relevant
information for decision-making, especially in the formulation of public policy and appropriate programs for this type of
initiative and population stratum.
Keywords: Female entrepreneurship, outcomes evaluation, key performance indicator.
Evaluation Model for Programs to Promote the
Female Entrepreneurial Environment
Referencia/ reference:
Petry, P., Herrera, R. y Salas, C. (2022). Modelo de evaluación para programas de fomento del entorno emprendedor femenino.
Yulök Revista de Innovación Académica, Vol.6 (2), 37-55. https://doi.org/10.47633/yulk.v6i2.462
Recibido: 17 de febrero del 2022 Aceptado: 30 de mayo del 2022
Rafael Herrera González
Universidad de Costa Rica, Escuela Administración de Negocios. San José, Costa Rica
rafael.herrera@ucr.ac.cr
https://orcid.org/0000-0002-8922-9455
Carlos Salas León
Universidad Técnica Nacional, Vicerrectoría de Extensión y Acción Social. Alajuela, Costa Rica
csalasl@utn.ac.cr
https://orcid.org/0000-0002-9461-0488
38
Yulök Revista de Innovación Académica, ISSN 2215-5147, Vol. 6, N.º 2
Junio-Diciembre 2022, pp. 37-55
Petry, P., Herrera, R. y Salas, C. Modelo de evaluación para programas de fomento
del entorno emprendedor femenino.
Introducción
El emprendimiento es un importante motor de crecimien-
to económico, generador de empleo y de movilización
social, por lo que se ha notado una creciente atención a
su fomento en los ámbitos políticos y económicos. El em-
prendimiento hace que la economía sea más competitiva
e innovadora y es, además, fundamental para alcanzar los
objetivos de varias políticas sectoriales (European Com-
mission, 2004, 2013). Los bajos niveles de crecimiento
económico y especialmente, el aumento del desempleo1,
el cual es más notorio en el género femenino, ha llevado
a que diferentes organizaciones públicas y privadas, es-
tablezcan programas para incentivar el emprendimiento
femenino. El Informe Especial Global Entrepreneurship
Monitor (GEM, 2015)2 sobre Emprendimiento Femenino
revela que, en los últimos dos años, la actividad empren-
dedora de las mujeres de todo el mundo ha aumentado un
10%, mientras que la diferencia de género se ha estrecha-
do un 5% (Kelly et al., 2015).
Gran parte de esos programas están dirigidos a mujeres,
que no necesariamente son profesionales y que provie-
nen de una condición de riesgo social, o de zonas menos
favorecidas. Al finalizar el programa es común realizar
evaluaciones a fin de medir su impacto; sin embargo, los
modelos tradicionales, no necesariamente incorporan to-
dos los elementos necesarios para determinar si el pro-
grama es exitoso o no, porque se basan en la medición de
resultados más cuantitativos, sin considerar otros aspec-
tos de carácter cualitativo, relacionados con la figura del
emprendedor. Esta distinción es importante para definir el
tipo de evaluación que resulta de interés aplicar en cual-
quier proyecto o programa. Aquí surge la importancia de
distinguir entre la evaluación tradicional (en término de
productos) y la evaluación centrada en los efectos gene-
rados durante la ejecución de un programa o proyecto.
Como antecedente debe indicarse que, si bien en Costa
Rica se han adoptado una serie de programas de apoyo
al emprendimiento femenino, muchos de ellos no se ges-
tionan por resultados y no poseen sistemas de evaluación
que permitan determinar si se lograron los efectos pro-
puestos en transformar la realidad del emprendimiento
femenino, promoviendo el acceso efectivo a los medios
productivos en igualdad de condiciones con los empren-
dimientos liderados por hombres. Muchos de los empren-
dimientos liderados por mujeres carecen de los medios
1 La fuerza de trabajo femenina en el tramo de edad de 24 a 54 años aumentó a una tasa anual de 0,81 puntos porcentuales
entre 1992 y 2005, esa tasa bajó a 0,20 puntos porcentuales entre 2005 y 2012. En 2013 y 2014 dicha evolución se vio interrumpida y
la recuperación se inició en 2017 (OIT y PNUD, 2018),
2 Enfoques como el planteado por el Global Entrepreneurship Monitor (GEM), han definido un marco conceptual que articula
los diversos factores que actúan sobre el proceso emprendedor para explicar su incidencia sobre el crecimiento económico.
para desarrollarse y muchas de estas mujeres se encuen-
tran en condiciones discriminatorias y vulnerabilizadas.
De allí que, el objetivo del presente trabajo es analizar
diferentes programas de apoyo al emprendimiento fe-
menino para poblaciones de zonas vulnerables en Costa
Rica, a fin de proponer un modelo de evaluación, para
programas de apoyo y fomento del entorno emprendedor
femenino, acorde al contexto nacional.
Este artículo en procura de alcanzar el objetivo de la in-
vestigación se ha subdividido en seis secciones. En pri-
mer lugar, la presente sección correspondiente a la intro-
ducción. La segunda sección delimita el marco teórico de
la investigación que da sustento a los resultados de este
artículo. En tercer lugar, se incluye un apartado para des-
cribir el método seguido en la investigación. La cuarta
sección se dedica al detalle de los resultados obtenidos,
incluida la propuesta de un modelo de evaluación, de ca-
rácter genérico que puede ser adaptado a cualquier pro-
grama o proyecto de apoyo al emprendimiento femenino,
por lo que cada institución que desee aplicarlo debería
contar con un(a) especialista o equipo técnico capaz de
adaptar los indicadores respectivos según los programas
que desarrollen. En la quinta sección se incorporan una
serie de aspectos que sirvan de base para la discusión so-
bre el tema de la investigación. Finalmente, el sexto apar-
tado está enfocado a detallar las principales conclusiones
y recomendaciones a tomar en cuenta en futuras inves-
tigaciones o aplicaciones prácticas del modelo sugerido.
Marco teórico
El Global Entrepreneurship Monitor (GEM) desarrolla el
concepto de “tubería emprendedora”, el cual es reconoci-
do y adaptado por el Ministerio de Economía, Industria y
Comercio (MEIC) en su Política Nacional de Empresarie-
dad 2020 de la Administración Alvarado Quesada (2018-
2022), caracterizando a la persona emprendedora en las
siguientes fases:
39
Yulök Revista de Innovación Académica, ISSN 2215-5147, Vol. 6, N.º 2
Junio-Diciembre 2022, pp. 37-55
Petry, P., Herrera, R. y Salas, C. Modelo de evaluación para programas de fomento
del entorno emprendedor femenino.
Por otro lado, una persona empresaria, es considerada
“…una persona, entidad o grupo de personas que inde-
pendientemente o asociadas, por voluntad propia y mo-
tivaciones individuales (dichas motivaciones pueden ir
desde la satisfacción de hacer las cosas por sí mismas,
hasta alcanzar cierto tipo de poder o distinción social),
decide asumir un riesgo en la realización de una acti-
vidad económica determinada y en la cual aspiran a te-
ner éxito” (Pallares, Romero & Herrera, 2005, p. 42).
También la definen como “…una persona que arriesga su
dinero, tiempo y esfuerzo para desarrollar un producto o
forma de hacer algo innovador” (Ferrell, Hirt, Adriaen-
séns, Flores y Ramos, 2004, p. 24).
Según el Ministerio de Economía, Industria y Comer-
cio (MEIC) y la Organización Internacional del Trabajo
(OIT), una mujer emprendedora es la persona que tiene
la “motivación o capacidad de detectar oportunidades de
negocio, organizar recursos para su aprovechamiento y
ejecutar acciones de forma tal que obtiene un beneficio
económico y social por ello. Se entiende como una fase
previa a la creación de una Pyme.” (MEIC/OIT, 2019, p.
2); mientras que una mujer empresaria es la persona que
emprende una actividad productiva en marcha y que le
permite generar ingresos. Así, el interés de análisis de la
investigación realizada se centró en la fase primaria del
desarrollo empresarial, la denominada etapa de gestación
e inicio empresarial3, específicamente el referido a la per-
sona emprendedora del sector femenino que desea o ya
está emprendiendo una actividad productiva.
3 Según el criterio de Petry y Salas (2017), en la primera etapa (gestación e inicio) se encuentran las actividades productivas
que se denominan “emprendimientos”; en las otras tres etapas (desarrollo, crecimiento y madurez) se encuentran los negocios ya en
marcha, las conocidas mipymes.
El seguimiento y evaluación
Existen una serie de definiciones sobre la evolución del
concepto de la evaluación, algunas de ellas se resumen
en la Tabla 1
Figura 1. Tubería emprendedora (GEM)
Fuente: MEIC (basado en el concepto de tubería emprendedora desarrollado por el GEM), 2019.
Tabla 1. Definiciones de evaluación
Autor Año Denición
Ato, Quiño-
nes, Romero y
Rabadán
1989 La evaluación de programas es un
proceso que consiste en valorar si
un programa consiguió o no alcan-
zar los objetivos para cuya consecu-
ción fue ideado.
Riecken 1972 Es la medición de las consecuen-
cias deseables o indeseables de una
acción psicosocial ejecutada para
facilitar la obtención de metas per-
seguidas por el sujeto.
Spaniol 1975 Es un proceso sistemático y conti-